Guía definitiva para tener una casa segura para tu bebé

Guía definitiva para tener una casa segura para tu bebé

Todas nos esforzamos por mantener a nuestros hijos a salvo, pero independientemente de si eres mamá primeriza o si ya tienes experiencia, puede ser agotador mantener vigilados a los niños y asegurar que tu casa es segura. ¡Parece que lo único que les atrae son aquellas cosas que pueden suponer un riesgo para ellos! Lamentablemente, la mayoría de accidentes en bebés menores de 18 meses, son accidentes que podemos prevenir. Eliminando los riesgos importantes de tu hogar podrás relajarte (más) y dejar que tus niños exploren con mayor libertad. Esta guía no busca que nos preocupemos innecesariamente, sino que estemos tranquilas sabiendo que nuestros bebés tienen un entorno seguro en casa. Aquí encontrarás soluciones sencillas, información sobre varias áreas a prueba de niños y las consideraciones que debemos tener para mantener seguros a nuestros peques de todas las edades ¡Comencemos!

Casa segura: Seguridad eléctrica para niños

Para padres primerizos el primer y más importante cambio que debemos hacer en el hogar es cubrir, cerrar o bloquear todos los enchufes expuestos. Cuando se trata de niños pequeños, si hay algo que no se supone que deberían hacer, créeme, lo van a hacer. Si hay un agujero en una pared, nuestros pequeños suelen tocarlo o intentar meter. Los enchufes eléctricos son mortales y los hay en todos los hogares. Aproximadamente 100 niños mueren al año por electrocución y muchos otros se hieren seriamente. Aquí hay algunas reglas y consejos para mantener a nuestros niños fuera de peligro.

Seguridad eléctrica para niños: Reglas y consejos

  • Haz un inventario de las tomas eléctricas
  • Localiza todos los enchufes y cables que estén al alcance. Si gateas por las habitaciones como lo haría tu bebé encontrarás muchos peligros.
  • Evalúa las opciones de productos de seguridad eléctrica
  • Compara los pros y contras de varias soluciones de seguridad eléctrica para tu hogar.
  • Bloquea los enchufes
  • Utiliza cubiertas de placa deslizante, los cobertores de enchufes normales se pueden caer y perder, representado peligro de asfixia para nuestros bebés. Las placas deslizantes se fijan en la pared y puedes conectar y desconectar lo que quieras cuando lo necesites.
  • Oculta los protectores de sobretensión
  • Evita el peligro de choque eléctrico en enchufes abiertos utilizando cubiertas de seguridad para cajas de enchufes.
  • Esconde los cables
  • Utiliza cualquier producto que ayuda a mantener los cables en un solo sitio, controlados y ocultos para que no se enreden. Crea un sistema de organización utilizando bridas, envolturas y cubiertas.
  • Guarda los aparatos eléctricos cuando no los uses.Esto es particularmente importante en los baños, con las secadores de pelo, rizadores o afeitadoras eléctricas. Guárdalas en un armario lejos del agua y con cerradura cuando no los estés usando.
  • Haz énfasis en la seguridad eléctrica y dales el ejemplo. Los bebés aprenderán a mantenerse alejados de cable sueltos y enchufes si eres consistente y severa cuando sea necesario.

Prevención de lesiones por caídas

Los niños siempre se caen, especialmente cuando está aprendiendo a caminar, correr o escalar y muchas veces no "aterrizan" suavemente. Al igual que el uso de cascos y otros equipos de seguridad cuando montan bicicleta, monopatín o practican algún otro deporte, hay muchas otras cosas que podemos hacer en y alrededor del hogar para reducir el riesgo de lesiones relacionadas con caídas. Aquí hay algunos consejos para disfrutar de juegos libres de golpes:
  • Asegúrate de que los juegos infantiles al aire libre estén construidos de forma segura, sin piezas sueltas.
  • Evitas las zonas de juego que tenga mucho concreto o superficies duras.
  • Si tu pequeño está jugando en parques con partes altas, fíjate en los espacios desde donde podría caer, y para allí por si tienes que agarrarlo.
Las ventanas son lugares desde donde los niños también pueden caer. Aquí hay algunas sugerencias para mantener las ventanas lo más seguras posible.
  • No dejes que los niños se apoyen en el vidrio, recuerda que una ventana está diseñada para mantener los insectos y clima fuera y no para soportar el peso de un niño.
  • Usa rejas de seguridad para evitar que el niño caiga si la ventana está abierta, asegúrate de que sean a prueba de niños, pero fáciles de retirar por los adultos en caso de incendio.
  • Los seguros o cerraduras para ventanas no solo pueden mantener fuera a personas indeseadas, sino que también mantienen a nuestros pequeñitos dentro de la casa.
Las escaleras son otro punto a tomar en cuenta, es de los lugares más frecuentes para las caídas, pero con un poco de preparación podremos prevenir los peligros. Es fácil restringirles a los peques el acceso a las escaleras con una valla o puerta para bebé, pero aun así no dejes a tu bebé solo cerca de unas escaleras.
  • Instala puertas de seguridad en las escaleras para evitar caídas accidentales de niños o mascotas. No uses las que se montan a presión ya que pueden soltarse si se empujan demasiado.
  • También puedes instalar las puertas de seguridad en la entrada de la habitación de los niños para alejarlos aún más de las escaleras.
  • Coloca una barrera transparente como el plexiglás a lo largo de las barandillas.
Los objetos que caen también pueden ser una fuente de peligro para los niños.
Asegura los objetos pesados o elimínalos por completo. Esta debe ser una de las principales preocupaciones en lo que se refiere a la casa, especialmente si vives en zonas de riesgo de terremotos.
  • Asegura los muebles como armarios de pared con correas de seguridad para muebles.
  • No coloques encima de muebles altos elementos que puedan girar o desplazarse para reducir la posibilidad de que se caigan y se rompan al ser golpeados o sacudidos.
  • Si tienes un televisor de pantalla plana, es mejor fijarlos con una base a la pared que sobre una superficie.

Televisión e Internet

El cuidado de la salud emocional de nuestros hijos también es nuestra responsabilidad. Debes prepararte para controlar el contenido audiovisual al que están expuestos nuestros niños, sobre todo hoy, con la gran cantidad de dispositivos que hay en todos lados. No importa si se trata de un móvil, tableta, computadora personal o la televisión, exponerlos a material inapropiado para su edad puede causar efectos duraderos, como miedos e inseguridades innecesarios.
  • Mira vistas previas o sinopsis de programas y películas antes de que tus hijos lo vean.
  • Mantén los televisores y dispositivos con conexión a internet fuera de la habitación de los niños.
  • Familiarízate con el Sistema de Clasificación de Televisión y aprende a usar el control parental.
  • Conoce las diferentes herramientas y métodos de seguridad para el internet en casa.
  • Colócale contraseña a todos aquellos dispositivos que no hayas configurado para el uso de los niños.
  • Enseña a los niños la importancia de no dar información personal. Crea y haz cumplir tus propias normas de seguridad en internet.

Peligros de sofocación y asfixia

Cada comida o bocadillo viene con un riesgo de asfixia, incluso la hora de jugar puedes ser peligrosa para los peques si los juguetes tienen partes pequeñas. Sigue leyendo para aprender las medidas preventivas que deberíamos tomar para evitar que esto ocurra.

Cómo prevenir el Sindrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) y asfixia

El Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL), que es la muerte por el cese espontaneo de la respiración es un riesgo particularmente importante entre los 0 y 12 meses, así que es importante crear un ambiente seguro para que el bebé duerma y tomar otras medidas para prevenir el ahogamiento.
  • Pon a los bebés a dormir sobre su espalda para reducir el riesgo de asfixia. Algunos bebés pueden tener condiciones médicas en las que necesiten dormir boca abajo, es mejor que consultes al pediatra para saber qué es lo mejor para tu bebé.
  • Mueve a los bebés a una superficie firme para dormir tan pronto como sea posible si se han quedado dormidos en el automóvil, cochecito o portabebés.
  • No uses una cuna con barandas móviles. Pueden quedar espacios entre el colchón y los carriles laterales. La cabeza de un bebé podría quedar atrapada entre el colchón y los rieles laterales. De hecho, en 2011, la Comisión de Seguridad de Productos al Consumidor de EEUU, prohibió los fabricantes hacer nuevas cunas con esta característica.
  • Retira de la cuna las almohadas, protectores, mantas, peluches y todas las cosas extras que estén dentro. Para los chiquillos menores de un año, este tipo de cosas pueden significar peligros de asfixia o estrangulación.
  • Los bebés deben dormir en su propio espacio. Los pequeñitos que duermen con sus padres están en mayor peligro de sufrir el SMSL, sofocación o estrangulación. Los padres pueden colocarse sobre el bebé mientras duermen o este puede quedar enredado entre las sábanas.
  • Aleja a tu bebé de fumadores o sitios donde la gente fume.
  • Dale a tu bebé un chupete a la hora de la siesta o a la hora de ir a la cama, esto ayuda a reducir el riesgo de SMSL.
  • No uses productos para monitorizar su sueño que usen cables, como posicionadores o colchones especiales; en algunos casos, los bebés se han asfixiado usándolos. Si quieres utilizar un monitor de la respiración del bebé probado y seguro, te recomendamos Respisense
  • Haz un curso de Primeros Auxilios. También puedes preguntar a la persona que cuida de tus niños para asegurarte de que están al día con sus conocimientos de Primeros Auxilios.
  • Asegúrate de estar presente cuando tus niños están comiendo. Además, consulta al pediatra para saber que comidas deberían o no deberían comer tus niños a determinada edad.
  • Elige juguetes adecuados para la edad de cada pequeño. La regla general es que cualquier cosa que quepa dentro de un rollo de papel higiénico representa peligro de asfixia.
  • Revisa regularmente los alrededores para asegurarte de que no haya artículos sueltos peligrosos al alcance de los niños.
  • No te olvides de objetos pequeños que puedan ser ingeridos accidentalmente.

Seguridad de los niños en la cocina

Las cocinas están llenas de potenciales peligros para los niños como fuego, gas, electricidad, utensilios afilados, químicos, vasos o platos de vidrio. Aquí están algunos consejos de seguridad para proteger a nuestros hijos de los peligros en la cocina.

Electrodomésticos

  • Desconecta todos los aparatos cuando no los estés usando.
  • Cubre el triturados de basura con una pantalla protectora.
  • Enséñales a los pequeños a no meter nada en la licuadora ni en la tostadora.

Estufa y horno

  • Usa protectores para evitar que los pequeños tengan acceso a los controles de la cocina. Algunas tapas permiten a los adultos acceder cómodamente a los fogones sin necesidad de retirarlas.
  • Cuando cocines gira todos los mangos de las ollas y paellas hacia la parte posterior de los fogones para que los niños no puedan alcanzarlos y agarrarlos.
  • A medida que los niños comienzan a cocinar por sí mismo, asegúrate de que entiendan lo caliente que se pueden poner las ollas y sartenes, y que los alimentos calientes también pueden quemar.
  • No dejes que tus hijos jueguen con ollas o sartenes, pueden confundir una cacerola en los fogones con un juguete, lo que puede provocar lesiones graves.
  • Quizás quieras utilizar un “armario/cajón seguro” para niños, que contenga cosas como los Tupperware o servilletas de tela.

Microondas

  • Decide cuál es la edad apropiada para que tu hijo comience a usarlo y dale las instrucciones que sean necesarias.
  • Deja un guante de cocina cerca del microondas para sacar los platos o envases calientes.

Armarios y cajones

  • Instala pestillos de seguridad adhesivos en todos los cajones y armarios que puedan contener objetos peligrosos para los niños, como alcohol, bolsas de plástico o vitaminas.
  • Guarda las cerillas y encendedores fuera del alcance de los niños.
  • Las especias pueden parecer inofensivas, pero no son tan saludables si se consumen en grandes dosis, así que es mejor que también estén fuera del alcance de los traviesos.
  • Usa un cubo de basura a prueba de niños, o mantén la basura tras puertas cerradas.
  • Mantén cualquier tipo de papel para cocina lejos de los niños, los bordes dentados de las cajas pueden cortar sus deditos.

Cómo prevenir Envenenamiento

Los niños son pequeños aventureros curiosos, y eso es algo bueno. Desafortunadamente, uno de los peligros de su curiosidad es que vivimos rodeados de objetos venenosos. Tanto los niños como los adultos nos podemos envenenar fácilmente comiendo, tomando, oliendo e incluso tocando las cosas equivocadas. Gran cantidad de niños menores de 6 años están expuestos a sustancias tóxicas, por lo que es muy importante tomar medidas para evitar envenenamientos y saber qué hacer en caso de emergencia.

Qué hacer en caso de envenenamiento.

Si sospechas de envenenamiento estos tres pasos te ayudarán a salir de una emergencia.
  • Fíjate muy bien en la escena y en la persona, tratando de definir qué tipo de sustancia venenosa ha ingerido.
  • Llama a emergencias, preferiblemente al centro especializado en el control de envenenamiento de tu país y sigue las instrucciones que te ofrezcan.
  • Mantente alerta a cualquier condición que pueda amenazar la vida del niño o persona envenenada. No le des a la víctima nada de tomar o comer a menos que se lo indique el centro de control de intoxicación o los servicios médicos de emergencia.

Prevención de envenenamientos

Uno de los primeros pasos que debemos tomar como mamás es mantener los elementos tóxicos del hogar bajo llave fuera del alcance de los niños. Algunos medicamentos de uso común son altamente tóxicos, sobre todo para niños pequeños. Recuerda que los malos olores o sabores no detienen la curiosidad de los pequeños, ellos exploran con sus bocas. Mantén los siguientes productos bajo llave y/o fuera del alcance de los niños: Medicinas, productos de limpieza, cremas o lociones corporales, bebidas alcohólicas, gasolina, enjuague bucal, insecticidas, acetona, alcohol, anticongelantes, ungüentos, sales de baño, lubricantes, pinturas, diluyentes, baterías, perfumes, cigarrillos, naftalina y cualquier otro parecido. Por último, se cuidadosa de no sembrar ni comprar plantas venenosas para tu jardín. Algunas plantas caseras muy comunes pueden ser altamente tóxicos e incluso mortales. Infórmate antes de adquirir alguna planta.

Seguridad en el baño, lavandero y piscina

Hay muchos peligros para los niños relacionados al agua, calor o electricidad. Un bebé puede ahogarse en tan solo unos centímetros de agua y puede pasar muy rápido. Nuestros niños también son más susceptibles a quemaduras porque su piel es más delgada que la de un adulto, incluso pueden quemarse con al agua caliente de un grifo o hasta con el vapor. Las quemaduras por contacto son un riesgo cuando se trata de metales calientes, tales como un secador de pelo o un rizador. Estas son algunas de las maneras de prevenir el ahogamiento, quemaduras, electrocución y otras lesiones que pueden ocurrir en cuartos de baño, cuartos de lavado y piscinas: Seguridad en el baño
  • Mantén todas las puertas de los baños cerradas mientras nadie los esté usando.
  • Nunca dejes a los bebés sin supervisión dentro o cerca de una bañera.
  • Desconecta los artefactos eléctricos dentro del cuarto de baño, como secadores de cabello, planchas, equipos de sonido, etc.
  • Utiliza alfombras de baño antideslizantes o similares para evitar resbalones.
  • Equipa tus grifos y duchas con dispositivos anti-quemaduras o limita la temperatura del calentador de agua.
  • Instala seguros de inodoros tanto para evitar que los niños caigan dentro, como para evitar que los pequeños se golpeen con la tapa.
  • Cuando los estés enseñando a ir al baño, no los dejes sin vigilancia cerca de los inodoros.
  • Considera instalar asientos de inodoro para niños para evitar que resbalen en la taza.
Seguridad en el cuarto de lavadora
  • Instala algún dispositivo de bloqueo como cerraduras o correas de sujeción para lavadoras o secadoras para que los pequeños no se metan dentro.
  • Mantén todas las botellas de spray de limpieza, detergentes y productos químicos fuera del alcance de los niños.
Seguridad en la piscina
  • Vigila siempre a los niños cuando están cerca de alguna piscina o cuerpo de agua.
  • Enséñales a tus hijos a nadar, o llévalos a tomar clases. Es muy importante que conozcan las técnicas básicas de nado o flotación para que no se asusten cuando estén en el agua.
  • Si tu hijo aún está aprendiendo a nadar, asegúrate de que usen chalecos salvavidas en y alrededor de cualquier cuerpo de agua.
  • Si tienes una piscina instala una valla a prueba de niños. Poner un candado en la puerta de la piscina añade seguridad y protección adicional.
  • Toma cursos de Primeros Auxilios.
  • Familiarízate los signos del ahogamiento secundario, que puede ocurrir cuando alguien aspira agua.

Seguridad en el coche, garaje y fuera de casa

Hay muchos accidentes que pueden ocurrir en los garajes y coches, pero hay muchos que pueden evitarse solamente realizando la correcta instalación y el uso de asientos de seguridad para niños, aunque no lo creas, la mayoría de las personas no los utiliza correctamente. Los siguientes consejos te ayudarán a evitar los peligros en el garaje y en la vía: Seguridad en el garaje
  • Instala espejos en el garaje para eliminar los puntos ciegos.
  • No dejes herramientas afiladas o peligrosas por allí.
  • Utiliza protectores de seguridad en todas las herramientas y de ser posible guárdalas bajo llave fuera del alcance de los niños.
Seguridad en el coche
  • Comprueba que los asientos para el coche estén correctamente instalados. Algunas estaciones de bomberos y policías locales proporcionan los controles del asiento de coche gratis. También asegúrate de que el asiento sea apropiado para la edad, el peso y la altura de tu hijo.
  • Usa en cinturón de seguridad cada vez que entres al coche. Da el ejemplo a tus niños.
  • No permitas que los niños jueguen en el coche sin supervisión, o mejor, no los dejes jugar allí.
  • Nunca dejes que tu niño se siente sobre tus piernas cuando el vehículo está en movimiento.
  • Los niños deben sentarse en el asiento trasero hasta los 13 años. Esto reducirá significativamente el riesgo de lesiones graves.
  • Nunca dejes a un niño solo en el coche, llévalo contigo, no importa que tan rápido sea la pareada que estés haciendo.
  • Guarda los artículos sueltos en los compartimientos del coche para evitar que se conviertan en proyectiles en caso de un accidente de auto.
Seguridad en general fuera de casa Las actividades al aire libre son importantes para el desarrollo físico y mental. Aquí hay algunos consejos para que disfrutes de estos momentos con menos preocupaciones y riesgos.
  • Cuando pases mucho rato al aire libre, asegúrate de ponerles protector solar, incluso cuando esté nublado.
  • Los patios traseros son generalmente más seguros que los patios delanteros, ya que son entornos más controlados y por lo general distanciados de los vehículos en movimiento.
  • Las cercas ofrecen mayor seguridad, protección, extraños y animales salvajes.
  • Mantén vigilados a los niños, especialmente a los más pequeños, que tienden a llevarse todo a la boca.
  • Tener el patio cercado asegura que cuando los niños están fuera de su campo de visión, aún sabes que no saldrán de ese espacio.
Seguridad en parques de juegos
  • Asegúrese que sus niños no se queden sin atención.
  • Las estructuras de juego siempre deben ser apropiadas para la edad, tamaño y destreza de tus pequeños.
  • Revisa los juguetes y estructuras de juegos para asegurarte de que no haya insectos, animales salvajes, heces de animales, etc., antes de que los niños jueguen con ellos.

Consejos para una casa a prueba de niños

Paredes a prueba de niños

  • Mantén los cuadros y otros artículos de pared fuera del alcance de los niños.
  • Usa soportes de seguridad de pared para colgar arte decorativo o espejos.
  • Instala cerraduras de seguridad en la chimenea para mantener a los niños alejados.
Puertas a prueba de niños
  • Coloca cobertores de pomo en todas las salidas de la casa para mantener a los niños pequeños dentro de la casa y evitar que les abran la puerta a extraños.
  • Háblales a tus hijos sobre la importancia de no hablar con desconocidos
Muebles a prueba de niños
  • Protege a los niños de esquinas afiladas y bordes colocando protectores de goma para esquinas y bordes. Si es posible trata de comprar muebles con bordes y esquinas redondeados.
  • Asegura a la pared los objetos grandes como armarios y televisores para evitar que se caigan.

Conclusiones para una casa segura

En esta guía hemos hablado de muchas formas de prevenir heridas, reducir riesgos, además de decirte cómo podemos prepararnos para reaccionar ante emergencias. Ahora cuentas con ideas para cuidar a tus niños en cada habitación de tu casa y fuera de ella. Ahora puedes preparar tu casa con las precauciones necesarias para eliminar tantos riesgos como sea posible. Seguir estos consejos de ayudará a reducir una buena parte del estrés de ser mamá y hasta puede ayudarnos a salvar la vida de nuestros pequeñitos. ¿Puedes pensar en algún otro consejo que te haya ayudado a ti a hacer tu hogar más seguro para tus pequeños?

Publicación más antigua

0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados